domingo, 13 de mayo de 2018

"Juego de Lágrimas". (III/3). Peña Ubiña. Mayo 2018


El fin de semana pasado, Daniel y yo, cuando fuimos a la Canal de la Aguja, en esta misma montaña y cara, llevábamos como segunda opción esta vía de hermoso nombre. Hoy se convierte en primera.
La semana ha sido muy cálida pero las últimas 24 horas el invierno ha vuelto repentinamente, la nieve primavera se ha endurecido hasta el extremo y Ubiña nos recibe tapada, ventosa y nebusqueando.
Como dice Dani, el momento de equiparse, ver el corredor y pisar la nieve dura como la piedra, es un chute de adrenalina que nos envenena y vamos enfilados hacia nuestro objetivo.

A la izquierda, nuestro objetivo

Ganamos metros y tomamos la estrecha y encajonada rama izquierda de la canal, casi 60°, pero nieve corcho perfecta que nos permite progresar sin cuerda hasta la base del paso clave del dia.
El ambiente es extraordinario, invernal y solitario, la mirada hacia abajo impresiona mientras hacemos la reunión inicial a la derecha con dos buenos friends.

Mirada hacia abajo desde la R0

Daniel, en la R0

Mirada hacia arriba

A por ello

L1: 45 m/3
Las reseñas dan un IV en roca, en realidad sólo hay un pequeño escalón en mixto de metro y medio que da acceso a una gulot en nieve muy dura a 60° al principio que va ganando progresivamente inclinación hasta los 80° en la parte superior. Superada ésta, se llega por el hombro a una zona rocosa donde hacer reunión. Protección con dos friends y un fisurero a la derecha y reunión triangulando esos mismos seguros.

L1
L1

L2: 50 m/55°
Travesía en roca descompuesta hacia la derecha hasta acceder a un corredor a 50-55°, se ganan metros hasta hacer reunión en la roca de su derecha antes de una evidente bifurcación. Protección y reunión con friends.

Travesía

L3: 60 m/ 55°
Se toma la rama derecha de la bifurcación y se asciende protegiendo por su derecha hasta apurar la cuerda y reunir. Todo con friends.

L3

Podíamos haberlo hecho antes, pero tomamos ahora la decisión de guardar cuerdas, el corredor mantiene unas condiciones perfectas con una nieve durísima que tracciona de maravilla. Como sigue nevando ligeramente y hace bastante frío, es la mejor manera de ganar en velocidad.
Así las cosas, con cuidado y concentración, disfrutamos de la parte final, pendiente mantenida a 50° con pequeñas secciones a 55-60°, que nos lleva hasta una arista de imagen plenamente invernal. Sin parar apenas y tras recorrer un breve tramo por ella, bajamos por la canal sur. Está dura como una piedra, nada que ver con la semana pasada, es increíble lo que consigue una jornada gélida en la nieve de mayo.

Pala final

Pala final

Hemos acertado de pleno con las condiciones, eso sí, visibilidad reducida, viento, frío y nieve que han dado mucho ambiente a esta vía un tanto olvidada de la Ubiña grande.

Gran día, gran compañía y una cordada que va consolidándose. Llegando a Torrebarrio, mientras llueve, ya estamos haciendo planes para la semana que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario