sábado, 30 de marzo de 2019

Apertura. "La Isabel". (IV/3+/M3). Cumbre de la Talamanca. Marzo 2019




Son casi las 11 de la mañana y llevamos varias horas navegando por la Cuerda de los Asperones en busca de esas líneas blancas que nos obsesionan hasta el punto de hacernos perder la razón. Han sido para los dos unas semanas de poco descanso mental, enlazando actividades que requieren mucha planificación previa, preparación de material y largos viajes. Además, tras las mismas, hay que pagar el tributo de la reorganización del material, de los músculos y de las neuronas. Por momentos nos sentimos cansados.
Hoy hemos apuntado hacia dos objetivos que, a pie de vía, por unas u otras razones, nos han dado nones. Pero al ir hacia el último de ellos una lejana línea blanca surcando vertical una pared negra ha llamado nuestra la atención. Era el plan C, pero va a ser el protagonista.

Vista de la pared.

Zoom.

La línea se ve bien formada pero con un resalte seco para acceder a ella, ese resalte será la clave, si no es franqueable tendremos que bajarnos. Otro problema, llegar hasta allí, barajamos las posibilidades y la más lógica parece entrarle a la pared por una cascada que se descuelga por su flanco izquierdo, tras ella creemos intuir una vira que se dirige al inicio de la ansiada gulot. Habrá que probar, alpinismo de aventura, lo que nos gusta vamos, el que logra vencer a ese mencionado cansancio.
Remontamos una pala a 50° al final de la cual montamos la R0 con dos friends.

Montando la R0.

L1: 60 m. 3
Cascada de 10 metros a 70° con buen hielo que Dani protege con un tornillo, tras ella se accede a una vira a 45° que salvando algunos bloques llega al inicio de la gulot. Protección (salvo el tornillo inicial) y reunión en roca.

Cascada del L1.
Dani superando la cascada.
Vira tras la cascada.
Me pregunta Dani al llegar a la reunión: "¿Te consideras un hombre con suerte en la vida?", le digo: "Yo diría que si"...." Y tanto, mira que largazo te vas a meter" me responde.

L2: 60 m. 3+/M3
Comienza en un resalte de 2 metros en roca con hielo perfecto por encima para traccionar. Así se accede a 30 metros de gulot de hielo que, con una pendiente mantenida de 75° y siempre con menos de un metro de ancha, asciende rectilínea hasta salir a un corredor. Es un placer escalarla y me permite proteger en roca a la perfección.
El corredor al que se accede, se divide en dos tramos a 65° separados por un resalte vertical en roca, la nieve corcho facilita la progresión y el superar el resalte pinchando por encima.
Protección y reunión en roca.

Resalte e inicio gulot L2.
Tramo intermedio del L2.

L3: 30 m. 60°
Continúa el corredor perdiendo inclinación paulatinamente hasta que Dani hace reunión en la arista, muy cerca de la Cumbre de la Talamanca. Protección y reunión en roca.

El plan C ha resultado ser un planazo, recogemos el material al sol y nos disponemos a bajar por una canal que queda a nuestra izquierda. La canal, a 60° y con algún tramo a 65°, exige concentración para destreparla, y nos lleva directamente a pocos metros del pie de vía.
El sube y baja de hoy continúa y nos toca ascender hasta la cumbre de La Ceja para después bajar hasta El Travieso. El desnivel que nos hemos metido hoy va a ser considerable y ya todo pesa. Es sábado, la meteo es perfecta, y vamos comentando cómo es posible no habernos cruzado con nadie en más de 10 horas de excursión. Será que a la gente no le gusta esta soledad y silencio, ni este aire puro y libre, y prefiere las aglomeraciones mundanas entre asfalto y contaminación. Será eso.
Y aunque todo pesa, estas reflexiones producen una enorme sensación de ligereza.


jueves, 21 de marzo de 2019

Aperturas. "Platinum".(IV/4+/M) y "Olivia" (IV/3+/M4). Canchal del Turmal. Marzo 2019


Hay veces en las que los objetivos se plantean en años, otras en días. Y otras en horas.
Yaco y yo teníamos pensado escalar algo nuevo en Gredos, queríamos dedicárselo a sus hijos, y la salida ya estaba bien planificada. En las 48 horas siguientes va a cambiar el guión . Me levanto y ojeando las redes veo que ha habido actividad en la zona a la que pensábamos ir no reportándose buenas condiciones. Mal asunto.
Hablo con Raúl, casualmente ha estado escalando en la pared norte del Canchal del Turmal hoy mismo. Son unas vías que a mí no me habían pasado desapercibidas y de las que recientemente, desde la Cuerda de la Ceja, había hecho unas fotos.
Las dos del centro las ha abierto hoy y no le han defraudado, todo lo contrario. Voy a estudiarme la de la derecha e iremos a por ella. Mañana siguiente, un wasa de Raúl: a la izquierda de las 3 vías que yo tenía fichadas hay otra. Una joyita. Dos hilos finos de hielo que suben hasta un punto desde el que nada se puede anticipar de una posible salida hacia arriba. Allí habría que improvisar. Y abajo habría que apretar.
Raúl me anima y me dice que sería un pasito más en mi progresión.
No sé, habrá que verla "in situ", habrá que pensar en horarios, fuerzas.... vamos, alpinismo de aventura con mayúsculas.
Son las 9 y media de una fría mañana de la recién estrenada primavera. Estamos debajo del primer objetivo haciendo reunión tras una exigente aproximación desde El Travieso.
Todo pinta bien. A por ello.

"Olivia". 110 m. IV/3+/M4





L1: 50 m. 3/M4
Gulot a 70° con muy buen hielo que se cierra en un bloque empotrado. Se pasa abriendo pies a roca para salir del desplome y pinchar arriba en hielo. Después, corredor a 60° hasta hacer reunión bajo una cascada. Protección y reunión en roca.

L1. Foto Yaco.

Empezando el largo. Foto Yaco.

Hacia el bloque. Foto Yaco.

En el bloque empotrado. Foto Yaco.

Superado el bloque. Foto Yaco.

De nuevo buen hielo. Foto Yaco.

L2: 60 m. 3+
Comienza en una cascada de 5 metros a 80° donde encontramos el mejor hielo de la temporada. Tras un tornillo en su inicio permite proteger en roca. El largo continúa por un corredor, primero a 70° y luego a 60° con nieve corcho perfecta para progresar.
Salvo el tornillo citado, protección y reunión en roca.

L2. Foto Yaco.

Tornillo inicial. Foto Yaco.

Otra toma. Foto Yaco.

Dusfrutando. Foto Yaco.

Ya arriba. Foto Yaco.

Continúa el hielo. Foto Yaco.

Y más.....Foto Yaco.
Reunión.

Yaco. Saliendo de la cascada.

Continuación hasta la salida (prolongación del L2)

Mientras escalaba está bonita vía, disfrutando de su grado amable, no podía dejar de pensar en la segunda. La hemos echado un vistazo y es tan, tan...tan todo. Pero da miedito. ¿Qué habrá tras las gulots? Solo se ven bloques negros y sombríos. ¿Y esa delgadísima línea blanca? ¿No se derrumbará al primer golpe de piolet?
Bajamos hasta su base por un corredor que hay a la derecha de las vías.
Más miradas. Más dudas.
Venga. Voy. Estamos aquí y llevo 5 clavos en el arnés. Un chute de adrenalina mental y a por ello.

"Platinum". 140 m. IV/4+/M



L1: 40 m. 4+/M
Gulot de hielo fino que mantiene los 80° de pendiente en la práctica totalidad del largo con algún resalte a 85° y muy pocos reposos, el hielo permite progresar pero no proteger. Tiene dos pequeñas discontinuidades que exigen apoyos de crampón en roca.
Acaba abriéndose en un nevero a 70° al final de cual se hace reunión antes de la siguiente gulot. Protección y reunión en roca.


Inicio L1. Foto Yaco.

Buscando proteger. Foto Yaco.

Un paso más arriba. Foto Yaco.

L2: 40 m. 4+/M
Nueva gulot que asienta un hilo de hielo sobre un diedro. Apenas 20 cm de ancho.
Escalada mantenida a 80° durante 20 metros (pasos aislados a 90° y solo un reposo). En algún punto exige sacar crampones a roca y algún agarre de mano o gancheo de piolet en roca. Hielo fino y quebradizo que requiere tratarlo con delicadeza.  Las fisuras para proteger son más escasas y emplazamos un clavo. Se sale a un nevero a 70°  que se cierra en un muro completamente seco. Friend en el muro y travesía unos metros a la izquierda hasta hacer reunión lazando una gran laja. Protección siempre en roca.

Inicio del L2. Foto Yaco.


Avanzando. Foto Yaco.

Más. Foto Yaco.

Y más..... Foto Yaco.


Media gulot hecha. Foto Yaco.

Detalle L1 y L2.

L3: 60 m/3
Travesía hacia la izquierda en terreno delicado con un pequeño destrepe incluido hasta encarar un amplio corredor en nieve a 70°, interrumpido por un resalte de hielo de 5 metros a 75°,  que conduce a los bloques de la salida. Protección y reunión en roca. Segundo clavo que dejamos en la vía, emplazado al final del destrepe.


Inicio travesía. Foto Yaco.

Resalte L3.

En la R3.


Detalle L3.

Abrazo final, había tensión acumulada. Sobre todo procedente de los momentos en los que no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar tras la travesía.


Contentísimos.

Es media tarde, las nubes dan una pincelada de gris sobre las líneas blancas que recuerdan ese brillo paradójicamente mate del platino, la primera vía del día ya tiene nombre, "Olivia", nombre que lleva implícito el de un Santi que no soy yo (su hermano). La segunda es una vía top, y con esta luz con la que se muestra ahora, mientras le dirigimos una última mirada, nos sugiere llamarla "Platinum".
Recogemos el material para afrontar más de tres horas de subidas y bajadas hasta llegar al coche, algo que haremos ya al anochecer comentando que hace tan solo dos días hubiera sido imposible imaginar lo que nos ha deparado está jornada gredense.

miércoles, 13 de marzo de 2019

"Diedro Calé". (IV/3/M4). Cuchillar de las Navajas. Marzo 2019


Va a hacer un año desde que Yaco nos hizo a Raúl y a mí unas magníficas fotos desde el Venteadero en la apertura de "Occidens", en el Almanzor.
Desde entonces teníamos en mente escalar juntos y por fin se han alineado los astros para poder hacerlo.
Viajamos preocupados por una inesperada lluvia que nos hace dudar, aproximamos con más dudas aún, en una noche desapacible y de niebla cerrada que hace muy difícil orientarse para encarar la vía, pero todo cambia cuando, a la altura del estrechamiento de la canal que marca el camino del cuchillar, emergemos del mar de nubes y las cumbres de Gredos se dejan ver en todo su esplendor.

Saliendo del mar de nubes. Foto Yaco.
El viento es fuerte pero la intensa luz es como una dosis de optimismo en vena.

Hacia la Canal de los Diedros. Foto Yaco.

Más arriba. Foto Yaco.

Encaramos la Canal de los Diedros dejando atrás el primero de ellos, el Gallego. La escasez de nieve plantea un incómodo resalte al pie de nuestro objetivo, el Diedro Calé, que se muestra escaso pero factible. Habrá que lucharlo.
Hacemos reunión antes del resalte para evitar sustos y en medio del vendaval sacamos todo el material.

L1: 40 m/3
Superado el resalte en travesía hacia la derecha se remonta la parte baja del diedro en perfectas condiciones de nieve y hielo protegiendo en la pared izquierda.
Reunión con tres friends a la derecha bajo el resalte duro.


En la R1. Foto Yaco

L2: 40 m/3/M4
Se sube en buen hielo hasta el bloque que cierra el diedro, la poca carga de nieve implica un resalte vertical de 3 metros que se supera con dos apoyos de crampón en fisuras de la roca, un gancheo con el piolet izquierdo y, un paso después, pinchando con el derecho en el hielo de encima. Continúa un hilo de hielo muy estrecho pero en buenas condiciones que permite progresar hasta el hombro. Se supera un primer bloque y se reúne en una cueva con dos friends. Protección siempre en roca.

A por el paso duro. Foto Yaco.

Resalte. Foto Yaco.


Superado. Foto Yaco

De nuevo hielo. Foto Yaco.


Saliendo. Foto Yaco.


Yaco saliendo del Diedro.

L3: 30 m/M3
Se van superando bloques con tendencia hacia la izquierda hasta salir a un nevero colgado sobre el enorme patio que da al circo. Protección en roca, reunión con 3 friends evitando los rozamientos de cuerda que implicaría ampliar el largo.


Yaco, en el nevero colgado.

L4: 20 m/M3
Misma dinámica de neveros y bloques, ahora con tendencia hacia la derecha hasta hacer reunión en la cima encintando un bloque. Como en toda la vía, protección en roca.


En la cima.

El viento ha ido amainando y el sol de la cima invita a organizar el material con tranquilidad, hemos disfrutado como enanos de esta espectacular vía que hoy, con la escasez de nieve de esta temporada, tenía un punto de dificultad añadida.
Entre bloques y chirridos de crampones llegamos hasta la Canal de los Machos. Queda bajarla cómodamente y mentalizarse para la puntillita de la subida a Barrerones.

Cordada nueva de Santiagos, Yaco y Santi entre nosotros, que estamos convencidos de que tendrá continuidad.