lunes, 2 de abril de 2018

"Martelli Column". (IV/3+). Hoyuela Superior. Abril 2018



Hace algo menos de dos meses, Julio tuvo la generosidad de darnos a Raúl Lora y a mí el chivatazo de que una cascada preciosa y sin nombre, en Hoya Tiñero, estaba en unas condiciones excepcionales.

Al bajar a Béjar, después de escalarla, nos tomamos unas cervezas con él, y comprobé lo gran persona que es, hasta ahí solo le conocía del Facebook y de pasar una vez por Cervunal, su tienda. Tienda sobria y muy recomendable, donde no sólo se compra, también se reciben consejos de un escalador y se comparte montaña.

Desde entonces veníamos planteando escalar juntos y por fin se dio la ocasión.

Quedamos en Hoyos a las 5:30 y a las 6 ya estamos en marcha, con luna llena y sendos mochilones cargados de material e ilusiones.

Llegando a Barrerones observamos que las cumbres del circo están tapadas por las nubes, no preveíamos está circunstancia y confiamos en que la cosa vaya a mejor. Debemos identificar la entrada de la Chauen, vía que llevamos como objetivo, y para ello necesitamos visibilidad.

Va a ser que no. Cruzando la laguna helada hay un instante en que abre y vemos los riscos de las Hoyuelas, pero es un espejismo, en cuestión de minutos se esconden otra vez.

La laguna desde la Canal.

Vamos hacia la nube, encaramos la canal de las Hoyuelas y nos metemos definitivamente en ella.

Ganamos metros abriendo una trabajosa huella hasta que decidimos tirar por un resalte más directo pero más duro.

Pequeño resalte.

Superado, creemos que estamos en la base de la pared.

Visibilidad muy reducida. Un paquetón tremendo enmascara el inicio de las vías, miramos las fotos en el móvil, buscamos ese riñón rocoso que identifica la entrada de la Chauen, uff, qué difícil.

Preparando el material.

Con un "parece que es por aquí" hacemos reunión frente a lo que creemos es el primer largo de la vía. Me armo con todo el material y abordo un resalte. Voy protegiendo bien y llego a una campa. Abre un poco la niebla y veo un corredor a mi derecha que no me cuadra. Lo de arriba parece asequible, demasiado asequible. No me cuadra. Monto un descuelgue lazando un bloque y me bajo.

Ahí queda un cordino y un mosquetón para quien busque material de ocasión.

Decidimos buscar a la derecha, flanqueamos unos cuantos metros y llego a otra entrada que parece buena, vamos a ir por ella, vía clara parece, ¿su nombre?, ya lo adivinaremos.

Preparo reunión bajo un bloque en una cómoda repisa. Creo que ya por encima de un primer resalte que, de tapado que está, se muestra como una rampa de nieve a 60°.

L1. 40 m. 65°
Remonto un corredor con tendencia a la derecha protegiendo con friends en la roca de su izquierda hasta que se cierra por encima en un resalte vertical y por la derecha en un hombro.

Hago reunión en el muro que delimita el resalte por su derecha triangulando un Camalot 0.5, un fisurero y un clavo.

Sube Julio y valoramos.

El resalte parece duro, 3+ quizás, pero por encima se adivina una gulot que presumiblemente acaba en la arista. No queda otra, hay que ir por ahí.

L2. 45 m./3+
El resalte tiene dos líneas de hielo separadas por una franja de roca. Pruebo por la de la derecha, que es la que tengo encima, meto un buen friend, pero el hielo no es fiable. Esta noche no ha helado y está muy castigado.

Bajo un poco y flanqueo hacia la línea de la izquierda, es más vertical, pero aquí el hielo es bueno.

Subo un par de metros y meto un buen friend a mi izquierda. Dos metros más y un clavo que entra a cañón me da tranquilidad. 85° hasta aquí.

A por ello.

Zoom.

La pendiente relaja un poco y, con tendencia a derechas, enfilo la gulot. Buen hielo para progresar a 70°. Pero no está para tornillos. Tiro para arriba bastantes metros sin meter nada hasta que un providencial bloque me permite emplazar un friend (la traducción queda más que justificada.....). Veo las nubes volar a toda velocidad por la arista, ya está ahí.
Unos metros más a 70° y estoy bajo la cornisa. Otro friend para superarla tranquilo. ¡Estoy!
Bajo un par de metros por la otra vertiente y lazo un bloque para montar reunión.
Mucho viento, comunicación cero, tres tirones de cuerda e intuición.
Poco a poco la cuerda me va diciendo que Julio avanza metros, finalmente aparece en la arista,  con el marco de las cumbres, hoy sí, borrascosas.

Me dice: "pedazo de largo!"

Julio, tras acabar la vía.

Sonreímos satisfechos.

Recogemos las cuerdas. Hay que moverse rápido.

Vamos a volver remontando la arista hasta el Morezón y es una travesía delicada con esta visibilidad.

Flanqueamos la cumbre de la Hoyuela por el sur, luego un tramo de arista y finalmente entramos al Morezón por el norte. Desde allí cómoda bajada, hablando de la vida, arreglando el mundo y ya pensando en próximas excursiones.

El bueno de Julio, siguiendo mi costumbre, había traído poca comida y agua para nuestra salida, ahora nos damos cuenta de que ni la hemos tocado en estas diez intensas horas....
El caso es que no sabemos que vía hemos escalado. Creemos que en la Hoyuela Superior, en su zona central, por ahí, que sepamos solo sube la Martelli Column...en fin, qué más da, como dice Julio: "¿Te has divertido?", "sí, mucho", pues eso es lo que cuenta.

2 comentarios:

  1. Chico, dos artículos como este y te llaman los de al filo de lo imposible

    ResponderEliminar
  2. Jajaja Julio. Me alegro que te guste!

    ResponderEliminar