sábado, 22 de abril de 2017

"Elixir de la Suerte". (III/2+/M3). Peña Ubiña. Abril 2017



Esta temporada, la Cordillera no vive buenos momentos en cuanto a nieve y un abril cálido está dándole la puntilla, aún así la Noroeste de Ubiña es de naturaleza fría y esta semana ha habido buenas heladas. Probaremos suerte y buscaremos el elixir, nos vamos Paco y yo a Elixir de la Suerte.
Cómodo viaje desde Burgos y, antes de las siete, con la primera luz del amanecer, estamos en marcha hacia la pared. Huele a primavera y Ubiña se muestra estival, pero la línea de la vía, salvo en el primer resalte, parece completamente formada.
Nos ponemos el material antes de la primera pala de nieve y entramos en ella. En un instante la montaña cambia de cara, aparece la agreste Ubiña invernal, con su nieve dura como la piedra entre roca rota.
Progresamos sin cuerda alternando el corredor y pequeños resaltes de mixto hasta la base del que, desde abajo, se veía como único tramo seco. Son 6 metros de III+ pegados al muro de la derecha. Decidimos hacer las cosas bien, montamos reunión con dos friends, y me dispongo a entrarle.

L1: 40m, M3, 60°
Salgo de la nieve y echo un piolet al arnés, meto un friend a la derecha y me subo a la roca, nada para traccionar con el otro piolet ni en hielo ni en roca, meto el C3 de Camalot a la izquierda y, con la mano en oposición sobre el muro de la derecha, doy otro paso, chapo el único clavo que veremos en la vía, es de los tiempos de su apertura, pero me hace ilusión que esté ahí y no quiero hacerle un feo, abro la pierna izquierda a una mínima repisa y otro paso hacia arriba me permite pinchar en la durísima nieve de la salida. Superado el asunto, tiro por un corredor de 50°, en diagonal hacia la izquierda, hasta el hombro que delimita la canal, donde hago reunión lazando una roca.

L2: 60 m/ 2+, M2
Sale Paco con todo y progresa por un bonito corredor que alterna nieve dura a 55° con pequeños pasajes de hielo y mixto. Empieza protegiendo con un clavo, luego un tornillo que entra perfecto en buen hielo, otro clavo, y por último un friend. Monta reunión a la izquierda con dos friends apurando los 60 metros de cuerda.

Paco metiendo un clavo.

L3: 20 m/ 60°
Salgo por nieve durísima a 60° y sin darme casi cuenta llegó al hombro que da inicio a la travesía. Monto reunión lazando un gran bloque y recupero a Paco.

En el mini L3.

Otra perspectiva.

Tenemos ante nosotros la travesía hacia la izquierda que da paso a la segunda parte de la vía, guardamos la cuerda y nos vamos para allá. Nieve durísima, sin huella y con un patio que para qué, así que de cara a la pared y con los cinco sentidos, que aquí no cabe el más mínimo error. A Paco le divierten estas cosas, a mi no tanto.

Travesía.

Por fin enfilamos de nuevo hacia arriba. Precioso y largo corredor, con mucho ambiente, y una nieve perfecta que nos hace disfrutar como enanos, su dureza permite clavar piolets y puntas de crampones con total seguridad y ya no sacaremos la cuerda.

A mitad del segundo corredor.

En la parte final encontramos un par de resaltillos juguetones de buen hielo, tras superarlos salimos todo contentos a la pelada arista.

Último resalte.

Nos recibe de nuevo la Ubiña estival, amable, cálida y rocosa, la que nos acompañó hace unas horas en la aproximación. Es amable, pero se cobrará el tributo de hacernos bajar con una mochila de las gordas y unas botas de madera por sus interminables pedreras sureñas.
Gran día y gran compañía.

1 comentario: