jueves, 17 de marzo de 2016

Aperturas. "Elena". (IV/3/M4). y "Súper-Jabata". (IV/3/M4). La Galana. Marzo 2016


Cuando Raúl Lora me comentó que en la cara noroeste de La Galana había un par de elegantes vías sin abrir me costó creerlo. No eran vías rebuscadas en una montaña rebuscada, eran las vías más directas y hermosas de la segunda cima de Gredos y en su cara más espectacular. Todo esto a 100 km en linea recta de la Puerta del Sol.   ¿Sueño o realidad?
Concedido el honor de ser partícipe de esta aventura, nos pusimos a buscar ese momento en que los astros se alinean, condiciones de la vía, meteo, huecos laborales....hasta que llegó el día. Otro titán, Manuel, tomará parte en el intento.
Así las cosas, quedamos en Hoyos a las 5,30. He madrugado un poco para dormir en casa y viajar desde Arlanzón. A las 6 de la mañana salimos de La Plataforma y en una hora y cuarto estamos en el refugio, lo pasamos de largo y media hora después nos ponemos los crampones al pié de la Canal de los Geógrafos. Vamos rápido y pronto estamos en el Venteadero, nos asomamos a la imponente cara noroeste de La Galana.
Aquí no da el sol y hace frío, un frío ideal para escalar.
Bajamos la empinada canal que separa nuestro objetivo del Risco del Gutre y avistamos la pared en todo su esplendor.

Raúl y yo a pié de pared

La pared más de cerca.

El objetivo principal, la vía más rectilínea que surca la pared, directa hasta los bloques cimeros, parece completamente seca en su inicio, inicio que desde aquí parece infranqueable. La segunda de las opciones previstas, una vía a su izquierda algo menos directa, parece sin embargo que casi en todo su desarrollo mantiene al menos manchas de hielo. Nos acercaremos y allí decidiremos.
Un primer largo nos lleva a la base de ambas líneas. Empieza en unos metros de buen hielo, no muy ancho eso si, a unos 75° que Raúl protege del factor 2 con un tornillo y después asegura con un par de friends. Superado, se accede a una campa de nieve que lleva sin mayor dificultad a la segunda reunión, montada con dos friends.

En el primer largo.

Se le ve a Raúl muy contento. Ha echado un vistazo a la vía más directa y, escondida por la perspectiva, ofrece una mínima chimenea con hielo salvo en sus primeros cinco metros. A por ella. Salva el comienzo con unos pasos atléticos en seco donde los crampones monopunta y las recién afiladas hojas de los piolets dan su máximo. Da gusto verle escalar sin ningún movimiento superfluo. Luego aparece el ansiado hielo y todo se hace más llevadero. Hay que tratarlo con cariño pues es quebradizo y de apenas dos palmos de ancho. Se mantienen los 80° hasta alcanzar un mixto más fácil que el inicial, que lleva hasta la reunión. Largo de unos 50 metros que Raúl asegura con friends. También con dos de ellos monta reunión. Manuel y yo seguimos sus certeros pasos, es el largo clave de la vía y la cima parece cercana.

Superada la chimenea seca

Mixtos para disfrutar.

Finalizando el largo clave.

Raúl nos tiene reservada una sorpresa. La cima está ahí mismo pero, ¿por qué no aprovechar que estamos aquí, rapelar y hacer la variante de la izquierda? Vamos bien de horario y nos llevaríamos dos viotes en la mochila.....venga! Al lío. Lazando un bloque nos vamos los 3 para abajo.
De nuevo estamos a la altura de la segunda reunión pero desplazados unos metros a su izquierda. El largo empieza también con cinco metros secos que se superan con una especie de babaresa de piolets, luego aparece el hielo en manchas frágiles pero fiables y finalmente se accede a una zona que alterna hielo y nieve corcho. Unos 50 metros como su paralelo, para acabar en la arista, asomándose al sol de la vertiginosa cara este, sobre ella se laza un bloque para montar reunión. Luego de la verticalidad del inicio se mantiene en torno a los 75°. Tal vez más fácil que el de su derecha pero más difícil de proteger.

Últimos metros de la segunda variante.

Nos quedan unos metros de arista hasta el bloque cimero que constituyen el largo final, trascurren por fin al sol y con unas vistas increíbles disfrutamos de ellos.

En la arista.

En la cima.

Sin casi parar iniciamos el descenso hasta la brecha y superada esta nos desencordamos en el Venteadero. Bajamos como motos y sin apenas parar llegamos a la Plataforma a las 16:30.
Diez horas y media no-stop y casi 1700 metros de desnivel positivo.
Dos vías nuevas increíbles de unos 180 metros cada una. "Elena" (IV/3) y "Súper-Jabata" (IV/3), comparten el primer y tercer largo y divergen en el segundo.
Un día de los que nunca olvidaré. Gracias titanes. Gracias Raúl.


Adjunto aquí el croquis sobre el estado de la pared en que realizamos las vías y el mismo sobre una foto de años atrás con mucha más carga de nieve y donde la acumulación de los conos que inician los segundos largos simplifica muchísimo las cosas.

Estado en el que se han abierto las vías.

Estado de las vías en 2006.


No hay comentarios:

Publicar un comentario